miércoles, 10 de junio de 2015

TRANSPARENCIA PARA LA SEGUNDA INUNDACIÓN




Se sufre mucho en  una inundación por quienes les tocan o estamos comprometidos  con ellos, pero más se sufre por el comportamiento no claro de las instituciones del Estado.
Ya hemos recibido de una institución la excusa de que  no tienen  personal para hacer más rápido el servicio, inclusive para darnos ayuda en los traslados. Pero, acaso, ¿la Municipalidad no tiene 8.000 empleados, muchos de los cuales no  hacen nada o son planilleros? Una inundación sería una buena ocasión de poner en paz su conciencia con el Pueblo.
Se dice que  por orden superior y nos lo dicen los vecinos de las calles o plazas donde irremediablemente tenemos que ir porque no hay otro lugar. Uno dicen que por ley, otro por un juez, otros por ordenanza municipal, etc… Hemos indagado y no hay ni ley ni mandato judicial ni ordenanza. Aunque no han faltado senadores, diputados y concejales que la hayan intentado implantar. Pero, sus compañeros tuvieron más sentido común y se negaron.
¿Cuánto gastaron  por su parte la Municipalidad y la Secretaría de Emergencia Nacional en la primera inundación (2014-2015)? Cada una en la totalidad y en algunos rubros concretos como baños, chapas, comida, traslado. Como ciudadanos tenemos derecho a saberlo y lo queremos saber.
¿Cuánto es el límite de plata a gastar que tiene la Municipalidad para esta segunda inundación como  límite para  que en adelante la Secretaría de Emergencia se ocupe de la inundación?
¿Qué planes tiene ya la Secretaria de Emergencia Nacional para tomar el relevo cuando por ley tenga que cesar la Municipalidad por falta de fondos?
Durante más de un mes no había antes los baños suficientes. Luego los pusieron todos. Se sospechaba que venía otra inundación, pero los sacaron todos. ¿Dónde están ahora? ¿Cuando los va a volver a poner?
Escribo todas estas preguntas no por curiosidad sino por transparencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada