viernes, 26 de junio de 2015

RAÍZ HUMANA DE LA CRISIS




El Papa Francisco en su carta dedica un gran espacio a la descripción de la crisis ecológica.
Pero también fija su atención en sus causales.
“No nos servirá describir los síntomas, si no reconocemos la raíz humana de la crisis ecológica. Hay un modo de entender la vida y la acción humana que se ha desviado y que contradice la realidad hasta dañarla”.
“La humanidad ha ingresado en una nueva era en la que el poderío tecnológico nos pone en una encrucijada.
 Somos los herederos de dos siglos de enormes olas de cambio. Desde el motor a vapor, el ferrocarril,  la electricidad hasta la robótica, las biotecnologías y las nanotecnologías.
Es justo alegrarse ante estos avances, y entusiasmarse frente a las amplias posibilidades que  abren estas constantes novedades, porque la ciencia y la tecnología son un maravilloso producto de la creatividad humana donada por Dios”.
“Pero no podemos ignorar que la energía nuclear, la biotecnología, el conocimiento de nuestro propio ADN y otras capacidades nos dan un tremendo poder, pero, también se lo dan a quienes tienen el poder económico para utilizar un dominio impresionante sobre el conjunto de la humanidad y del mundo entero”.
 “Nunca la humanidad tuvo tanto poder sobre sí misma y nada garantiza que vaya a utilizarlo bien, sobre todo si se considera el modo como lo está haciendo.
 ¿En manos de quiénes está y puede llegar a estar tanto poder? Es tremendamente riesgoso que resida en una pequeña parte de la humanidad”.
El hecho es que «el hombre moderno no está preparado para utilizar el poder con acierto» porque el inmenso crecimiento tecnológico no estuvo acompañado de un desarrollo del ser humano en responsabilidad, valores, conciencia”.
 Por eso es posible que hoy la humanidad no advierta  los desafíos que se presentan, y la posibilidad de que el hombre utilice mal el poder crecer constantemente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada