martes, 16 de junio de 2015

HOY: TRES AÑOS DE LA MASACRE


Vayamos al 15  de junio de 2012.
Después de la masacre dicen que se fueron todos. Unos, con mucho  dolor. Otros,  llenos de remordimiento por lo sucedido.
Al día siguiente, familiares de los campesinos desaparecidos volvieron a Marina Kue buscando a sus seres queridos. Y su admiración fue grande al encontrar dos cadáveres de campesinos  entre las malezas.
 Ambos  cadáveres tenían heridas en el cuerpo. Pero, murieron de tiro en la cabeza. El  trazado de los disparos no era horizontal, ni de abajo para arriba. Eran de arriba para abajo, como quien dispara desde cerca contra una  persona tendida en el suelo. ¿Fueron ultimados agonizantes con un tiro de gracia?
¿Será que alguien del escuadrón de los 200 uniformados o de  los sicarios,  volvieron en solitario al atardecer  del 15 y al encontrarse con los dos moribundos los asesinaron?
Me contaron que solamente a estos dos cadáveres encontrados al día siguiente se les hizo la autopsia. A los otros campesinos encontrados se saltaron este protocolo esencial cuando hay  muertes violentas.
Pasa el tiempo y los acusados por la masacre de Curuguaty siguen presos. Pero, andan sueltos  policías o sicarios, causantes de las muertes de estos dos campesinos en la tarde del 15 de junio del 2012.
¿Qué dice la  in-Justicia que padecemos sobre los campesinos asesinados? ¿Los reconoce o simplemente mira a otro lado para olvidarlos? El fiscal Jalil Rachid parece que no les ha dedicado mucha atención.
Nos quieren hacer olvidar toda la masacre de Marina Kue (Curuguaty). Pero, no la olvidamos. Queremos justicia. Y exigimos ya  la libertad de los 12 encarcelados inocentes. Estos hermanos  son  presos políticos. Están presos por querer un trozo de tierra que es fiscal, y son inocentes de la masacre porque no se puede probar que  ellos fueron los que mataron.
Esta tarde, a las 18,00 horas, nos encontramos delante del Panteón.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada