viernes, 19 de junio de 2015

CAMPAÑA PARA ERRADICAR LA CORRUPCIÓN


 Hice una breve encuesta entre personas significativas. “¿A tu parecer cual es lo peor que tenemos en el Paraguay?”. Y todos coincidieron rápidamente: La Corrupción.
Eso me animó a dedicar el programa de Fe y Alegría del sábado pasado a este tema. Cincuenta y ocho personas llamaron por teléfono. Hago un resumen de sus palabras. Realmente me limité a hacer la pregunta y tomar nota. El programa lo hicieron los oyentes.
La  primera intervención fue contundente “La corrupción está en todas partes”. La segunda extendía este hecho en el tiempo, “Hasta en la familia existe ya la corrupción”. El mal ejemplo del  papá corrupto contamina a  los hijos. Y consejos como “Aprovéchate del cargo a como sea”, crea nuevos corruptos.
La corrupción llega  ser como una  nueva cultura. La ambición desmedida de   tener más plata está en el fondo. Todo esto es tan fuerte que son asesinados  los  que rechazan la corrupción. Un ejemplo: los 139 líderes campesinos muertos por sicarios. La corrupción se disfraza e infiltra y consigue dividir los mejores deseos.
Crece y anida y perdura en las élites y cúpulas politiqueras a las que les quita toda la credibilidad. Sin embargo les seguimos votando a los mismos corruptos. Un tema que profundizamos. ¿Por qué este despiste? ¿Es que somos  más clientes  que ciudadanos?
Somos un país rico, pero la plata no llega a los que más la necesitan. ¿Por qué?  Y aquí hablamos del filtro de los corruptos. Ellos desvían a todos los niveles, desde las cúpulas hasta el más pequeño funcionario, lo que elevaría el  nivel de vida del Pueblo.
Una afirmación  muy repetida fue la de que “La corrupción acabará cuando acabe a impunidad”. Pero…en el  Paraguay no hay una Justicia capaz de hacerlo.
Otra parte del programa  se empleó en citar los modos cómo opera. Una corrupción tan grande, como decíamos, impregna todo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada