martes, 12 de mayo de 2015

CON TODO RESPETO: NO ESTOY CONFORME


 El Papa Francisco viene a estar con todos, pero especialmente con los más abandonados del Paraguay; los indígenas, campesinos, bañadenses, pobladores del  Departamento de Concepción, presos políticos, etc…
Y, precisamente por esos pensamientos, en conciencia  y con todo  respeto, tengo que decir que no estoy conforme con la agenda de su estadía.
Comprendo que esta agenda es  como un programa general que el Papa Francisco puede modificar, como lo ha hecho en otras ocasiones y países.
Pero, Paraguay en estos  momentos vive en circunstancias muy distintas del Ecuador con Correa y de Bolivia con Evo Morales. Estos dos países están orientados hacia  una debilitación del sistema  neoliberal  y un fortalecimiento del sentido  social. Las palabras y los hechos del Papa es lo que escuchan y ven en  sus dirigentes. Por eso, en ellos la pobreza y la impunidad van decreciendo.
En Paraguay es al contrario. Aquí se incentiva el sistema neoliberal y el gobierno carece de sentido social. Por eso, entre nosotros cada día existen más pobres y mayor es el abismo que separa a los ricos de los empobrecidos.
En Paraguay las palabras y  gestos de Francisco han de ser bien claros y con un mensaje que todos comprendan.
Si los indígenas, dueños primeros de estas tierras están  actualmente  olvidados, como los más pobres entre los pobres, es de justicia el gesto llamativo de que el día de llegada tuviera con ellos la primera reunión en el Paraguay.
Si  los campesinos son asesinados, dejados sin tierras y fumigados, una conversación larga del Papa con ellos es necesaria.
Si a los bañadenses se les quiere desalojar, si hay presos políticos, si toda la causa de Curuguaty está llena de irregularidades, si se sufre demasiado en Concepción, el Papa tiene que influir personalmente en todo esto.
Y, con todo respeto, voy a seguir repitiendo todo esto. No me dejen solo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada