miércoles, 6 de mayo de 2015

ASUNCION YA NO ES VERDE, ESTÁ PINTADA

Es una contradicción que estamos viendo esos días. Y digo “vemos” porque se trata de colores.
El Intendente ha insistido mucho en aquello de que Asunción es la capital verde. Y tiene razón desde un avión. La copa de los árboles tapa lo que hay debajo y desde el cielo  el verde es un color predominante.
Pero, ya en las calles hay otros detalles que llaman  la atención.
Desde hace quince días las pintadas coloradas que con letras grandes llenan las paredes. Nombres desconocidos de aspirantes al poder municipal. Nombres de personas que no inspiran confianza y otros que sí la inspiran. Todos, del mismo partido,  aspirando a ser intendente, concejales o presidentes de seccionales de la ANR en internas con miras a las  municipales.
Dos curiosidades. Los letreros con pintura colorada más grandes y abundantes llevan el nombre del intendente de la “capital verde”, que aspira al rekutu.
Y todos estos letreros se han adelantado a la fecha permitida por el TSJE para llenar las paredes de la capital del Paraguay con propaganda política.
¿Por qué esta prisa? ¿Por qué impunemente se permiten?
La impunidad viene por la falta de alternancia. Sesenta años seguidos ganando elecciones, con pequeños intervalos, parece que dan derechos no legales de impunidad.
La repetición de un nombre se debe, tal vez, al miedo de que uniéndose la oposición de izquierda con los sectores progresistas tengan mayoría, dado el malestar existente del gobierno.
Todo esto molesta a muchos ciudadanos.
Porque es una contaminación visual, que además avasalla por su profusión.
Porque es un acto de prepotencia al no estar todavía permitido. No dan un ejemplo de respeto a la ley.
En los barrios carenciados, como los bañados, porque estos letreros grandes están acompañados ya de regalos de escombros, bolsas con medicinas o promesas incumplibles. Pre avisos de la futura compra de votos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada