martes, 3 de marzo de 2015

NO SE ATREVEN A DECIRLO



No se atreven a decirlo y no se atreven a decirlo directamente, con claridad. Nos dicen que no tenemos los bañadenses  ningún título sobre  nuestras tierras a pesar de haber estado viviendo en ellas desde hace 20,  30 o 40 años. Nos están haciendo ahora un registro que confunde más aun a  nuestra gente. “Es para ayudarle”. Los pobladores lo interpretan “para quedarse en el Bañado”. Pero, eso  nunca se explicita. Prometen casas. ”Pero, ¿dónde?”. “Allí”. “Pero, allí ¿qué significa?”. No se dice.  Mientras tanto construyen casas a cinco kilómetros de  Itaugua para bañadenses. Las he visitado.
Y paralelamente, en radio y TV el Intendente habla del desalojo en general.
Sobre este tema de desalojar a todos los bañadenses  existe una gran confusión. Y, cada vez más, un gran temor. “Nos quieren desalojar a todos para hacer en los  bañados un gran negocio inmobiliario los ricos del gobierno”. ¿Exagerado? ¿Verdad? Tema tabú sobre el que el gobierno calla.
Y el Pueblo sencillo del Paraguay, con su viveza natural, piensa “Si no lo dicen es que temen que si lo sabemos no les vamos a votar en noviembre”.
Y de todo esto ha brotado como una decisión que se va extendiendo. “Cuando venga un candidato a nosotros para ser intendente o concejal,  le vamos a preguntar “inocentemente” que nos diga cómo él se sitúa  ante el desalojo de todos los bañadenses para construir donde ahora viven ese barrio rico de que habla la Franja Costera.
La conclusión de su respuesta es para  nosotros. Porque, que sepan que si apoya el desalojo ni le vamos a votar, ni que luego nos mienta y haga lo contrario. No se lo vamos a soportar.
Y diciendo esto solamente hacemos repetir lo que dice  nuestra Constitución que somos una democracia representativa y participativa.
El artículo de mañana miércoles es “La elección de nuestro propio verdugo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada