miércoles, 4 de marzo de 2015

NACIÓ EL CONGRESO DEMOCRÁTICO DEL PUEBLO


Nació el domingo. Con más de  mil trescientos  representantes de todo Paraguay. En un ambiente de fiesta. Con esa disciplina que transmiten nuestros  campesinos organizados. Superando en asistencia y entusiasmo y participación todo lo que se esperaba. En un ambiente de hermandad y solidaridad.
Comenzó con  un análisis crítico de  la realidad. Luego, los  diferentes delegados expresaron los objetivos de este Congreso. A cinco minutos implacables cada intervención, se emplearon casi dos horas.
Vino la presentación despacio del  reglamento del Congreso Democrático del Pueblo y  la intervención de representantes para su aprobación y sugerencias.
Después del almuerzo comenzó la presentación  de la agenda de acciones. Con su discusión, sugerencias, aprobación y todo ello en más de dos horas de intervenciones de cinco minutos de todos los presentes. Aquí todavía más que en la mañana se mostró la madurez en conciencia política de  nuestro Pueblo.
En medio de este programa hubo una explicación de lo que está sucediendo en Venezuela amenazada de golpe y la presencia masiva de los niños trabajadores que nos  trajeron su alegría  y expresaron sus  necesidades y sueños.
Hacia las 4 de la tarde nos despedimos todos juntos y luego los abrazos a los nuevos y antiguos  compañeros campesinos, obreros y asuncenos. Fue un día de fiesta, de  unión, de profundizar en nuestro Paraguay y de iniciar juntos un largo camino hacia una Patria paraguaya renovada.
Repito aquí lo que tuve la suerte de decir públicamente. “Cuidemos a este Congreso Democrático del Pueblo como un hijo querido que acaba de nacer”.
Ojalá los que  no estuvieron se unan porque los esperamos con los brazos abiertos. Ojalá seamos los suficiente sabios para sortear las dificultades que nos pongan los que desde el poder no quieren un Paraguay para todos, especialmente para  los campesinos, indígenas, bañadenses y empobrecidos. Y, sobre todo, ojalá que la unidad del Pueblo siga creciendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada