lunes, 23 de marzo de 2015

CARTA AL PAPA FRANCISCO


Bastantes  personas  han escrito o piensan escribir una carta al Papa sobre su visita al Paraguay. También lo he hecho. Copio algunos párrafos de ella.
“Están programando para su visita dos reuniones masivas, que  puede llegar a un millón cada una, que nos parecen muy buenas… Pero, además, lo que el Paraguay necesita pasa por otras reuniones sectoriales.
Pasa por los campesinos expulsados de sus tierras por la  pobreza, falta de Reforma Agraria, fumigaciones que  enferman y matan. El 80% de las tierras está  en manos del 2% rico.
Pasa por los indígenas (120.000 personas)  más olvidados y peor tratados que nunca. Mendigos de nuestras ciudades.
Pasa por los bañadenses (otras 120.000 personas) en una franja de Asunción junto al río. El Gobierno quiere desalojarnos a todos para hacer en esos lugares un gran negocio inmobiliario.
Pasa por el penal de Tacumbú, tiene capacidad de 1300 presos y  hay casi 4.000 y es un infierno. Una breve visita  de improviso, sería un buen testimonio de preferencia cristiana.
Pasa por el Departamento de Concepción. Es la parte del Paraguay que más sufre ahora por  pobreza,  por una guerrilla real o inventada y ahora por la ocupación de los  militares paraguayos que tienen atemorizada y sometida a la población pobre.
Papa Francisco,   tener una reunión con cada uno de estos cinco grupos, además de escuchar todas sus palabras, sería un testimonio grande de lo que quiere Jesús.
Perdone, quiero añadirle  una petición. El Presidente tiene poder para liberar presos y lo hace en su Patrona  la Virgen de la Merced. Pídale al Presidente la libertad de todos los presos de  la masacre de Marina Kue donde  murieron 11 campesinos y 6 policías. Estos  campesinos presos son inocentes, son presos políticos.
Su visita debe  apoyar a los más pobres y darnos ánimo y  orientaciones a todos para seguir  luchando  por un  Paraguay mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada