martes, 3 de febrero de 2015

VIVIENDAS PARA INUNDADOS EN ITAUGUA




Fui a verlas como bañadense porque siempre he defendido que todo el que lo desee tiene él, pleno derecho a irse a cualquiera de los alojamientos ofrecidos, saliendo de los Bañados. Pero quería verlas para tener una  opinión lo más objetiva posible.
Estas viviendas en Itaugua está a cuatro kilómetros de la  ciudad y separada de ella por una serie de pequeñas granjas. Y el lugar donde las han ubicado es como toda la naturaleza paraguaya: precioso.
El inconveniente es que están  lejos del centro más habitado. Sería un barrio solitario, bastante incomunicado, sobre todo de las fuentes de trabajo. Y esto es capital. ¿De qué van a comer?  Por eso  no le veo mucho porvenir.
Hablemos de las casas. Toda casa blancas y sin estrenar, da gusto verlas.
Casas ideales para  personas de los bañados con casas que son de hule negro.
Son muy pequeñas. Dos habitaciones de menos de 3 por 3, una sala que sirve de comedor y cocina  y un baño. Una pileta en la cocina-comedor y otra en el patio detrás, que es grande.
Casa buena para papá, mamá y tres niños chiquitos. Con 10 o 12 años sería agobiante  vivir con  tres adolescentes  allí.
Me asustan las paredes.  Tiene un grosor de cinco centímetros y hechas de un material de  plástico, con alambres  un tejido que soportaría el cemento echado  en medio. ¿Cuantos años  durarán?
Todo este complejo tiene un centro comunitario,  supongo con alguna despensa. ¿Capilla? ¿Escuela? ¿Cancha de futbol o vóley?
No dudo de la intención humanitaria de los constructores de las 250 casas.
Pero está  alejado de un núcleo habitado que dé trabajo, sus casas son pequeñas y de dudosa duración. 
Pregunto, ¿por qué este barrio de mil personas  no se ha hecho en los mismos bañados, con algunas mejoras?
El artículo de mañana  “La  democracia feliz”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada