viernes, 20 de febrero de 2015

GOBIERNO IGNORA REFORMA AGRARIA


Hace alarde de su Fe, pero ignora lo que todos los obispos de toda América Latina dijeron sobre Medellín en 1968 sobre la Reforma Agraria de la que no se atreve a hablar este gobierno.
“Hay una necesidad humana de la promoción de las poblaciones campesinas e indígenas. Esta promoción  no será viable sino se lleva a cabo una auténtica y urgente reforma de las estructuras y de la política agraria. Este cambio estructural y su política correspondiente no se limitan  a una simple distribución de tierras.
 Es necesario hacer una adjudicación de las mismas bajo determinadas condiciones que legitimen su ocupación y aseguren su rendimiento, tanto en beneficio de la familia campesina como de la economía del país.
Esto exigirá , además de aspectos jurídicos y técnicos, cuya determinación no es competencia  nuestra, la organización de los campesinos en estructuras medias, eficaces principalmente en forma cooperativa y estímulos en la creación de centro urbanos en los medios rurales, que permitan a la población campesina el acceso a los bienes de la cultura, de la salud,  de su sano esparcimiento, de su desarrollo espiritual y de una participación  de las decisiones locales y de aquellas que inciden en la economía y en la política nacional.
Esta elevación del medio rural contribuirá al necesario proceso de industrialización y a la participación en las ventajas de la civilización urbana” (Medellín, Documento de  JUSTICIA N° 140).
Han pasado 47 años de que  los Obispos Latinoamericanos firmaran estos Documentos en Medellín. Reflexiono sobre su cumplimiento en el Paraguay  y veo que respecto a la Reforma Agraria el Gobierno la ignora totalmente.  Mientras tanto el campo se despuebla de campesinos, y los sojeros, nacionales y muchos extranjeros, se hacen los dueños del Paraguay del interior. ¿Hasta cuándo? Es la interrogante que patriótica y humanamente nos hacemos.
Repetimos con Medellín “Urgente la reforma de la estructura agraria”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada