viernes, 26 de diciembre de 2014

UN PROFETA VISITÓ PARAGUAY


Llegó de España. Desde Buenos Aires lo enviaron para unas crónicas periodísticas. Visitó nuestro país. Pocos años vivió entre nosotros porque estaba enfermo. Y escribió tan profundamente y humanamente de  nuestras cosas que, en realidad, se quedó para siempre. Copio sus escritos porque merecen que  ningún paraguayo los ignore. Sobre todo si es joven.
“Y me han mirado los hombres, las mujeres y los niños.  Y sus ojos humanos, donde había el hueco de una esperanza, me ha dicho que debo devolverles la esperanza. Este es el país más desdichado de la Tierra.
Pero, no castiguemos, no acusemos si no hay en nuestros hermanos solidaridad, si  no aciertan a respetar a sus compañeros, ni a querer a sus hijos, sí, para evadirse de su oscuro dolor, llaman a las puertas de la lujuria, del alcohol, del  juego. No nos indignemos.
No debemos juzgar su mal, debemos de curarlo. ¡Y, cuanta fraternal paciencia! ¡Cuánta dulzura debemos de tener en nuestras manos consoladoras para curar, por todo el territorio, las raíces enfermas de la raza!
Y, he visto en la capital lo más triste. No he hallado médicos del alma ni del cuerpo de la nación. He  visto, solamente, políticos y negociantes”- (El Dolor Paraguayo, página 70 del tomo I° de las Obras Completas)-
Y firma estas palabras, Rafael  Barret.
Ha pasado un  siglo y siete años desde que se escribieran.
El  mismo dolor, aumentado porque los que le sobran los bienes siguen siendo pocos y los empobrecidos muchos más. Porque esta inmensa mayoría desde Barret lleva en el Paraguay un siglo y siete años de recibir promesas (nunca cumplidas) de ser comprada, de ser asesinada (116 campesinos desde 1989), golpeada, herida, imputada, perseguida, allanada, amedrentada etc…etc…
El  tema del artículo del lunes  será intentar responder a esta pregunta: ¿La Iglesia debe de ser política o diplomática”. Y lo haremos con la ayuda de Ignacio Ellacuría.

2 comentarios:

  1. como siempre el gran Pa'i Oliva,sensibilizando,enseñando y educando al pueblo paraguayo,gracias ,mil gracias Pa'i!

    ResponderEliminar