miércoles, 10 de diciembre de 2014

RESPETO PARA LOS BAÑADENSES EN CAMPAMENTOS


                                            

                                                      
Lo que voy a decir ahora contradice a todo lo vivido  ante la Virgen de Caacupé, cuando en su fiesta nos juntamos todos los paraguayos y paraguayas  como hermanos y quedaron olvidadas todas las diferencias  de los que mucho tienen contra   los que poco o nada poseen.
Va también en contra el espíritu solidario de la  Navidad que los cristianos vamos a celebrar dentro de unos días.
Me refiero a las presiones que habitantes de algunos campamentos están encontrando  para que  los desalojen antes de las fiestas.
Concretamente hablo del campamento de inundados en la plaza de Expopar.
En el mes de  mayo fueron para  defenderse  de las inundaciones varios centenares de personas a esta plaza.
Recuerdo ya que la misma noche de llegada, hace siete meses, de los damnificados con sus enseres, un   señor se puso tenazmente y en  presencia del comisario de la 8va, tuvimos con él una fuerte discusión.
 Ahora está empeñado, con otros vecinos, en echarlos  ya. Y, como tienen influencia,  han convocado a la policía, a un fiscal, al Centro 10 de Municipalidad y a los medios de comunicación.
El sábado 6 estuve personalmente para ver la situación.
Muchos se han retirado a sus barrios del Bañado Sur.  Los que quedan sufren las presiones de este grupo prepotente que se dirigen a los damnificados como “esa gentuza”, “los haraganes”, etc.
No todos los vecinos son así. Me hablaron maravillas con  nombres  y apellidos de varios otros  que les han ayudado como a verdaderos hermanos. Inclusive  uno de ellos quiso ir a ver sus viviendas bajo el agua en el Bañado Sur y quedó impresionado.
Pero, el  grupo prepotente les han puesto a los damnificados la fecha del 20 para que desalojen la plaza, aunque está todavía la amenaza del Niño en Enero.
Creo   que no es justo y la autoridad debe intervenir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada