martes, 29 de julio de 2014

UN PROCURADOR QUE NO PROCURA




Y habría que añadir, un ministro de trabajo que no defiende a un sindicato. Y, hasta, un Presidente de la  República que mostrando  con  obras que defiende una manera irracional la propiedad   privada sin límites, esta propiedad privada se la  niega a una cooperativa porque es de obreros.
Me estoy refiriendo a la huelga de hambre de Hugo González Chirico cuyos tres objetivos para hacerla  se refieren a lo anteriormente dicho.
Precisamente ayer, después de más de 73 días de huelga de hambre tuvo  un mareo y se dio un golpe en la cabeza. Fue internado en el hospital  de Villa Hayes, donde lo visité.
Contra Hugo González Chirico se está librando una batalla para destruir todo lo referente a la lucha de los 350 obreros despedidos  de Acepar sin causa y  sin recibir indemnización. Estos  obreros pertenecen a un sindicato al que el  Ministro de Trabajo le quiere arrebatar  la personería jurídica. Además esos 350 obreros, ya son menos porque en la espera de la indemnización  murieron 14, algunos  de ellos de infarto.
Obreros que forman una cooperativa a la que se le quiere arrebatar también la personería  jurídica porque es la dueña del 33,3 % de las acciones de Acepar y eso estorba al Presidente que quiere alquilar la acería a una empresa brasileña.
Por pedir justicia en estas causas hace huelga de hambre Hugo González Chirico y con sus compañeros de cooperativa y sindicato han acudido al Presidente de la República, Procurador y      Ministro de Trabajo, en vano.
Algo curioso, en este afán gubernamental de aplastar la cooperativa y sindicato, la fiscalía amenaza de imputar  a los dos hijos de Chirico por dejar hacer huelga de hambre a su padre.
Hugo González Chirico está en peligro de un desenlace fatal. Acusamos, si sucede, por falta de humanidad al Presidente y a su gobierno de su muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada