martes, 8 de julio de 2014

PUEBLO UNIDO Y CON UNA CAUSA JUSTA




El viernes 4 desde las 9 de la mañana hasta casi las 14:00 horas  trescientos bañadenses del sur  de los  campamentos de  inundados estuvimos en señal de protesta y exigencias delante de Mburuvicha Roga.
Tuvimos micrófonos abierto, sin micrófono, canciones,  consignas, bromas y largos ratos de charlas espontáneas en grupos y expresamos públicamente dos cosas.
La primera es la ausencia del Estado en suministrar aquellos elementos como chapas, techos, comida, agua, baños, bañaderas etc… por la  Municipalidad y la Secretaria Nacional de Emergencia.
La segunda fue la discriminación por intentar forzar que la ayuda  se diera por medio  solamente de las seccionales.
Esto ha provocado el rechazo casi masivo de los bañadenses  y la suspensión, como respuesta, de ayuda a los 16 campamentos  montados por la  Coordinadora de Emergencia del Bañado Sur que ha acompañado la salida de las familias cuando el agua las alcanzó, el traslado en motocarros de los enseres y personas, la búsqueda de lugares para acampar, el levantar las casas provisorias y el suministro de alimentos para la olla popular, así como la organización interna de los campamentos, todo ello con decenas  de reuniones todo los días a las 7 de la mañana para planificar el trabajo colectivo de cada  jornada.
Hasta el presente  son 1.600 familias las atendidas lo cual supone unas cuatro mil personas. Y repetimos, el viernes 4  nos reunimos cinco horas delante de Mburuvicha Roga, impidiendo el paso de vehículos en un acto de desobediencia civil no violenta para conseguir ayuda y que cese la discriminación por parte de la Municipalidad y Emergencia hacia esta coordinadora.
Un Pueblo unido y con una causa justa, tarde o temprano, consigue lo que quiere. Y esto la Coordinadora de Emergencia del Bañado Sur consiguió en la reunión con el presidente de la SEN con la que cerramos este acto de desobediencia civil no violenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada