martes, 1 de julio de 2014

NO CONVIENE OLVIDARLO




El 15 de junio al cumplirse dos años de la masacre de Marina Kue se firmó una carta colectiva dirigida a toda la ciudadanía que no conviene olvidar.
Esto se dice en ella:
“Lamentamos la muerte violenta y en circunstancias todavía no aclaradas de 17 compatriotas y hermanos nuestros. Cada una de esas vidas es para nosotros sagrada y pedimos que se haga justicia cuanto antes y se esclarezca la muerte de las 17 personas sin discriminación ni exclusión  ninguna. Añadimos el asesinato posterior de Vidal Vega, que nos parece fue una verdadera quema de archivo
 Exigimos que el juicio de los campesinos presos se realice en Asunción y que no comience hasta que se esclarezca oficialmente que las tierras en la que entraron eran fiscales, según el documento emitido por el INDERT.
 Exigimos, antes o en el juicio, la liberación de todos los presos de Marina Kue, que todos son inocentes y la liberación de todas las impugnaciones  dadas sin causa a los campesinos de Marina Kue.
Queremos que la tierra de Marina kue, tierras fiscales, sean dadas a los campesinos y familiares víctimas de la masacre con las ayudas necesarias para su pleno rendimiento. Esto lo  exige además una campaña  internacional actualmente con éxito en marcha.
Deseamos la pacificación y la seguridad en nuestra sociedad ya que ellas son elementos imprescindibles para el desarrollo integral que todos buscamos sobre todo para nuestro pueblo campesino pobre, por tanto tiempo explotado y postergado.
 Pero, a la vez y con todo respeto, queremos señalar al Gobierno que este hecho de la masacre de Marina Kue en Curuguaty sea la ocasión para toda la sociedad paraguaya de revisar la situación de los campesinos, de los  indígenas y de los casi tres millones que padecen pobreza  en el Paraguay.”
Esta carta fue firmada en la Misa de MARINA KUE por más de trescientas personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada