martes, 22 de julio de 2014

LA ÚLTIMA INUNDACIÓN QUE TENGAN QUE SOPORTAR




No porque el agua  no vaya a subir su altura, sino porque tenemos que estar preparados para que no nos invada más.
Repito: tenemos que bajar al Bañado llevando en  la mano el plan consensuado, aprobado y financiado de frenar las aguas.
Para  esto existen dos maneras: la defensa o la franja costera.
La defensa costera consiste en un  muro de base ancha, compuesto por arena limpia del fondo del río de superficie empastada y siete  metros de altura, coronado por un camino de tres metros de ancho, por el que se pueda transitar para su cuidado. Cada cierta distancia tiene que tener unas compuertas, que estarán abiertas cuando la altura del río sea baja. Cada cierta cantidad de metros habrá casetas con  bombas para desaguar el agua de la lluvia que se acumule.
La franja costera consiste en elevar toda la altura del bañado casi seis metros con arena limpia del fondo del río y sobre esta base consolidada hacer todas las construcciones necesarias para vivir. La avenida costanera estará integrada a la misma altura.
En líneas generales estas son las dos formas de evitar inundaciones. Lo importante es que se discuta  ya ahora.
Añado algunos detalles para  reflexionar.
La defensa costera es más rápida de hacer y más barata. Cada bañadense podrá vivir donde está y con esta seguridad ir mejorando su hábitat. Estará rodeado por un talud, muro de siete metros con paredes inclinadas frente al río y por los lados. Se puede tener la sensación de estar en un  agujero, si en las cercanías se construye la franja costera. Inclusive se puede considerar la primera parte de una franja costera en tiempos posteriores.
La  franja costera sería una construcción más cara y definitiva. Cuando el Paraguay mejore y se pueda construir y haya trabajo, sería la solución  perfecta. Consiste en subir todo el suelo seis metros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada