martes, 1 de julio de 2014

¿EXISTEN GRUPOS PARAPOLICIALES?




 Es una práctica nefasta extendida en varios países latinoamericanos. Por ejemplo en Guatemala y Colombia. En ocasiones actúan unidos y forman verdaderos grupos de ejércitos.
En Paraguay antes no existían, pero últimamente se  notan acciones  que corresponden a grupos con sus características.
Más de 30 organizaciones sociales y  pastorales  han emitido un duro comunicado de repudio.
“La Mesa  de Desarrollo Sostenible  condena el violento atropello sufrido por la etnia Ava Guaraní de la colonia Y’apo, del distrito de Corpus Cristi por parte de un grupo de 50 personas, pertrechadas con armas de fuego, con el propósito de desalojarlos de sus tierras al margen de los procedimientos legales y judiciales.
El fiscal Lorenzo Lezcano confirmó que los pistoleros usaron balas de plomo y que no tenían orden judicial.
La comunidad fue atropellada a las 5 de la mañana,  obligados a ponerse tendidos en tierra con la boca para abajo, siendo golpeados, sus documentos de identidad secuestrados, siendo heridos varios hombres y mujeres y un  niño de 2 años con municiones de plomo.
Responsabilizamos al Gobierno de Horacio Cartes por este atropello, pues no frena a estos grupos sino que parece los protege.
El lugar de hacer detener a dichos pistoleros, ha detenido a Edgar Fermín Samaniego, basándose en la versión de los asaltantes. Samaniego de  oficio bombero había acudido a auxiliar a los agredidos a petición de entidades humanitarias.
Exigimos la libertad inmediata de Edgar Fermín Samaniego, la desarticulación  de estos grupos, el fin de la protección a ellos  y el castigo del empresario brasileño   autor moral del delito quien  pretende adueñarse de las tierras.”.
Esta noticia apareció hace algunas semanas y me admira que no haya levantado una protesta mayor. La vuelvo a recordar pues además de ser una prueba de la presencia de  cuerpos parapoliciales significa el desprecio  hacia   nuestros  indígenas.
Impunemente se les quita sus tierras y el Estado permanece impasible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada