miércoles, 21 de mayo de 2014

SOMOS UNA DEMOCRACIA CONSERVADORA




No es nada nuevo repetir lo que dice el título de estas líneas. Sin lugar a dudas estamos dentro de los límites de una democracia conservadora de derecha.
Dentro de aquella división entre los que defendían los derechos de los que tenían la plata (sentados a la derecha del quien presidía la reunión) y de los que defendían los derechos de  los  que trabajaban con su fuerza física (sentados a la izquierda), el régimen que llamamos democrático del Paraguay es de derechas.
El poder entre nosotros lo  tienen descaradamente los pocos que tienen la mayoría económica  con sus asesores y servidores. Y así, teniendo el poder económico, fijaron los límites del político.
En términos futbolísticos, ellos fijaron las reglas y pusieron los árbitros del juego democrático conservador.
Cito algunos rasgos de todo esto.
El ejercicio de la Justicia es importante en un país. En el Paraguay suele favorecer descaradamente los intereses de los ricos sobre los de los pobres. Inclusive entre los  ricos, suele ganar el que más plata tiene.
La virtud de la equidad no abunda entre los que  nos gobiernan. No se favorece al que menos tiene para que suba, sino precisamente todo lo contrario. Favorece al que tiene para que siga creciendo.
Y en el nacimiento de un  nuevo gobierno, tiempos de elecciones. Participar es aceptar el tipo de ley electoral democrática conservadora.
Puede ser que el Pueblo vaya casa por casa convenciendo para un tipo de voto que le favorezca. Pero, mientras tanto, son las computadoras del gobierno las que van haciendo el mapa, y tomando los decisiones necesarias, que marcarán los resultados finales.
Y lamentablemente, aceptando los límites del sistema conservador, se anuncian las elecciones y corremos a ellas sin poner condiciones.
Todo esto y muchos más, me hizo aceptar la invitación que recibí a la conferencia del Frente de Recoletas sobre este tema.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada