viernes, 9 de mayo de 2014

PRESO POR DEFENDER TIERRAS DEL INDERT




El  lunes comienza la audiencia preliminar contra Rubén Villalba por un hecho que debería de ser premiado y no llevado a juicio.
En el lugar donde vive, Pindó, hay más de doscientos campesinos cada familia con 10 hectáreas, rodeando todo, un camino que lleva a la escuela, la iglesia y la ruta.
Varios de esos campesinos, se habían trasladado a Luque y otras localidades y vendieron sus derecheras a brasileños, por 35 millones de guaraníes la parcela. Lo  cual está prohibido.
Los brasileños metieron la soja y con ella su gran maquinaria  para fumigar la tierra. Lo malo es que estas derecheras estaban en el centro de las tierras campesinas y con las fumigaciones comenzaron a morirse las gallinas, los cerdos y las vacas y a contaminarse el agua.
Los campesinos se reunieron, entre ellos estaba Rubén Villalba. Este es una persona respetada y se la había encomendado en la iglesia el ser catequista de la confirmación.
En  aquella reunión decidieron recuperar las derecheras ilegalmente compradas por brasileños y que sus hijos mayores  se fueran a vivir en ellas.
Los brasileños se fueron a otra parte, pero los fiscales paraguayos iniciaron una acusación contra Rubén Villalba de haber apoyado la invasión de esas tierras.
Esto sucedía hace cinco años y seis meses.
Curiosamente, y así trabaja  nuestra in-injusticia, la jueza Yanine  Ríos resucitó ahora  la causa, dormida varios años, para impedir que Rubén pudiera gozar de tener arresto domiciliario, como los otros cuatro compañeros en huelga de hambre.
¿Comentarios?
Para el campesino, y para el pobre en general,  no existe la justicia en el Paraguay.
El campesino defiende con más interés que el Indert, que las tierras destinadas a los campesinos tengan a estos como destinatarios.
Pero cuando luchan para que esto se cumpla, son acusados y encarcelados.
Y este es el caso del juicio cuya audiencia preliminar sufre el lunes 12 Rubén Villalba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada