lunes, 26 de mayo de 2014

NO SE RESPETA A LOS INDÍGENAS


Solamente cenizas quedaron del Templo y casa de los Ava Guarani que fueron desalojados de sus tierras


Los últimos desalojos a los indígenas ni el mismo Stroessner en sus últimos años se atrevía a realizar y últimamente, desde hacía 10 años, no se hacían con métodos tan brutales.
Más de 300 policías, FOPE y personal especializado destruyeron y quemaron todo, las casas y el lugar sagrado del templo de los Ava guaraní la semana pasada. Allí no mandaban  “limpiar todo” ni la fiscala ni el juez sino los empleados y matones de la estancia. Luego  se  entraron en el bosque y quemaron las casas de palos y ramas de las diversas familias.
¿Muchos hemos protestado? Del Gobierno  nadie. ¿De la ciudadanía?
El artículo 64 del capítulo quinto de la Constitución lo dice muy claramente.
“Los pueblos indígenas tienen derecho a la propiedad comunitaria de la tierra, en extensión y calidad suficientes para la conservación y desarrollo de sus formas peculiares de vida”.
Un extranjero con un papel firmado por no sé que autoridad se burló de esto  e hizo expulsar a los indígenas.
Sigue el articulo 64:”El  estado les proveerá gratuitamente de estas tierras”.
Lamentablemente es ahora el Estado el que las pone a disposición de un particular y les arrebata  las tierras.
Sigue el artículo 64: “Estas tierras serán inembargables, indivisibles, intransferibles,  imprescriptibles,  no garantizables de obligaciones contractuales, ni podrán ser arrendadas, así  mismo estarán exentas de tributos”.
Muchas maneras de decir que no se les podía arrebatar a estos Ava guaraní de ninguna manera.
Y termina el articulo 64: “Se prohíbe la remoción, el  traslado de su habitad sin el expreso consentimiento de los indígenas”.
En este caso simplemente los expulsaron y quemaron todo lo poco que tenían.
¿Qué ha dicho el Presidente Cartes? ¿Qué ha dicho el  Presidente del Congreso y sus miembros? ¿Qué ha dicho la Corte Superior de Justicia?
Absolutamente nada.
¡Viva la Constitución que no se cumple!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada