martes, 20 de mayo de 2014

LA SALUD DEL PUEBLO EMPEORA




Con Fernando Lugo comenzaron las Unidades de Salud Familiar. Y con ella la salud preventiva, lo cual significó hacer en los  barrios empobrecidos un censo casa por casa de los diversos enfermos en cada familia.
Se formaron los equipos con un doctor, una enfermera licenciada, otra auxiliar y con cinco agentes de salud elegidas en el barrio después de recibir una cuidadosa preparación.
Esto, unido a la atención sin costo en hospitales y medicamentos,  fue un gran paso adelante en la salud del Pueblo más pobre.
Comenzó en los bañados y se extendió todo lo posible, tropezando siempre con el recorte que para ello daba el legislativo y la mala costumbre de los médicos y personal profesional partidario.
Fue una lucha grande, pero también se consiguieron grandes resultados donde se pudo aplicar. Por primera vez muchos ancianos pudieron ser atendidos de una manera  seria en su salud en toda  su vida.
¿Qué queda de todo esto en el actual gobierno?
Lo más llamativo es la carencia de medicamentos aun  de los más esenciales o de aquellos elementos primarios como guantes de plástico para los médicos y enfermeras.
Paralelamente en algunos bañados se lleva la receta médica a la seccional y de tarde tienen la medicina los correligionarios. Se les ha preguntado como la consiguen y la respuesta es que la compran. ¿Directamente con plata del Pueblo o indirectamente sacándolas antes de que lleguen a los hospitales?
Por otra parte han sacado de sus puestos de trabajo a médicos y enfermeras  muy queridos por la gente por su dedicación y los han sustituidos por médicos y enfemeras con las mañas de que antes hablábamos.
Y la salud del Pueblo va empeorando.
Y sufro mientras escribo esto porque no soporto que el Pueblo empobrecido sufra en algo tan importante como la salud por causas políticas partidarias. Todo esto tiene que acabar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada