jueves, 3 de abril de 2014

SIETE DIAS PARA SALVAR A CINCO CAMPESINOS




Como paraguayo me  opongo  totalmente a que  las autoridades golpeen al campesinado  de las más diversas maneras, desde la imputación más arbitraria hasta los asesinatos selectivos de sus líderes.
Los empresarios de la soja y las autoridades aliadas con ellos, piensan así frenar una Reforma Agraria Integral que institucionalmente mejoraría al Paraguay.
Actualmente los cinco campesinos apresados en Marina Kue llevan ya 47 días en huelga de hambre. Una semana más y podrían entrar en un estado de irreversibilidad en la destrucción de su salud.
He acompañado a sus familiares y a la Articulación Curuguaty en la visita al Presidente de la Corte Suprema de Justicia, Procurador General de la República, Presidente del Indert  y, hasta ahora,  nada hicieron.
“Nuestra decisión es seguir con nuestra huelga de hambre indefinida. A pesar de que ya sentimos fuertemente la debilidad de  nuestro cuerpo, volvemos a pedir  se resuelva la titularidad de las tierras de Marina Kue y nuestra debilidad”.

Para el actual gobierno, este caso más que un problema jurídico es un problema político.
Jurídicamente saben que las tierras son fiscales y que los 17 muertos del 15 de junio fueron muertos por balas de calibre 156 que solamente una élite usa.
Pero, políticamente no quieren reconocerlo porque, en su inhumanidad, no les conviene políticamente aceptar que todo lo referente a Marina Kue (Curuguaty) fue una acusación falsa para quitar de la presidencia a Fernando Lugo y poniendo un sustituto realizar el plan de llegar a Cartes al poder.
Prefieren que mueran en la huelga de hambre o que queden, como cruel escarmiento, inutilizados en su salud para toda la vida.
Si todo eso no es así el Gobierno, los tres poderes, tienen pocos días para mostrar que las tierras de Marina Kue son fiscales y la inocencia de los 12 presos.
La ciudadanía con ira contenida los contempla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada