viernes, 4 de abril de 2014

LAS PRIMERAS Y LAS ÚLTIMAS PALABRAS




 
Llevamos  mucho tiempo ocupados en una acción del Pueblo para defensa de todo aquello que consideramos justo: la huelga general y paro nacional del 26 de marzo.
Mucho anhelo en  que saliera bien. Mucha alegría por el triunfo. Mucha preocupación  porque la victoria, en lo que llaman negociación, puede convertirse en derrota.
Por eso hoy quiero volver a una de las dos fuentes que me da fuerza para seguir luchando. Mi seguimiento como cristiano de Jesús.
Vamos a repasar la primera y la última palabra de Jesús en la tierra.
Es el comienzo de la vida pública de Jesús. Ha vuelto de estar un tiempo con Juan el Bautista,   y se ha despedido de su familia en Nazaret y se establece en Cafarnaum.  Y su primera palabra es una Buena Noticia. Está en el evangelio de san Marcos capítulo 1. Verso 14 “El Reino de Dios ya está en medio de nosotros”.
La última es la despedida después de la Resurrección. Y es, también la misma Buena Noticia. Está en san Marcos 16,15. “Vayan por el mundo entero y digan a todos esta Buena Noticia”.
Pero, ¿qué significa la Buena Noticia del Reino de Dios?
 Significa que el mundo entero está lleno de sufrimientos, de injusticias, de pérdida de humanidad, de  hambrientos y de personas sin trabajo y sin sentido en sus vidas. Todo esto nos quita la felicidad y la voluntad de Dios es que todos seamos felices, comenzando por los que menos tienen  que son los pobres.
El 26 hicimos la huelga porque la APP nos va a quitar felicidad al Pueblo. Porque queremos la libertad  de los presos de Marina Kue en huelga de hambre, porque la Reforma Agraria es  necesaria para el campesinado etc…
 Y comprometerse con todo esto va en la línea del ser cristiano. Del amar a todos, insistiendo en una opción preferencial por los pobres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada