lunes, 14 de abril de 2014

LA ALEGRIA DEL DOMINGO: PRISIÓN DOMICILIARIA




En la madrugada del domingo de Ramos tuvimos la gran noticia.
  Los cinco que hacían la huelga de hambre, sus familiares y todos los miles que nos hemos ocupado de estos cinco campesinos de Marina Kue nos llenamos de alegría. El juez anunciaba que tenían prisión domiciliaria.
 Parece que el punto decisivo fue la visita del médico forense enviado al Hospital Militar donde están estos compañeros. Su estado después de 57 días en huelga de hambre era muy grave. Por fin comprendieron algo que ya llevábamos repitiendo hace bastantes días.
De mañana fui a verlos y nos dimos uno de esos abrazos que nunca se olvidan, con mucho cuidado, por supuesto, por su estado de debilidad grave.
Ahora viene una dieta que están programando las doctoras que desde hace tiempo van siguiendo su salud. Al principio con problemas porque el Ministerio de Justicia parece que se iba a encargar de ella. Como pasaban las horas y no actuaba, los familiares y compañeros con las doctoras; entre ellas la  Dra. Esperanza, ex ministra de Salud tomaron la iniciativa. Ya tomaron un pequeño  caldo de pescado el domingo a las 11 de la mañana.
Cuento todo estos detalles porque  el dolor de estos compañeros y su alegría la nuestra  en este domingo de Ramos en e celebramos la fiesta de la entrada de Jesús en Jerusalem.
Todo esto significa ganar una batalla, no todavía ganar la guerra  de esta injusta causa contra los 12 compañeros en prisión domiciliaria ya.
Pero, vamos a vencer. La causa de los pobres es la causa de Dios y de todos los hombres y mujeres honestos del mundo. Y vamos a vencer porque Dios quiere que vivamos y que vivamos con dignidad, a pesar de que los corruptos  del mundo quieren someternos a una vida  infra humana, mientras ellos crecen y acumulan riquezas. Vencer y Vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada