viernes, 25 de abril de 2014

EL ABORTO DE LA VICTORIA DEL PUEBLO




Es la manera  moderna de decir que lo que el Pueblo ganó, hasta ahora no se le ha reconocido.
El último caso se refiere a  la “huelga general, paro nacional, cierres de rutas y calles, y a  la presencia masiva de campesinos exigiendo sus derechos” del 26 de marzo.
El Presidente delegó en el vice y dejaron pasar días para que el nacimiento no se diera.
La clásica asentada en tiempos de la dictadura durante  horas antes de ser recibido  por una autoridad a la que se iba  a cuestionar.
¿Luego?
No vino el diálogo con todos los protagonistas, aceptando sus  condiciones, pues estábamos en posición de fuerza por el éxito del referéndum “del paro, huelga cierres y presencia campesina”. Solamente habla con quienes no le iban a poner  condiciones dignas de tal nombre.
Y, cuando habla solamente expone “su” plan de desarrollo. Así se aborta  el tratar lo que el Pueblo expresó en el 26 de marzo como materia de discusión.
Y lo repetimos para que no se olvide. Esto es de lo que queremos conseguir,  sí o sí
No queremos el APP como está.
Sí queremos la libertad  de todos los presos de Marina Kue.
No queremos el boleto del colectivo a 2.400 guaraníes.
Sí queremos una Reforma Agraria Integral a favor de todos los campesinos.
No queremos que crezca la frontera de la soja ni las fumigaciones.
Sí queremos el impuesto a la exportación de la soja, tal como se hace en Brasil y Argentina.
No queremos una justicia que privilegia a los que tienen ni  fiscales ni jueces que se compren y vendan.
Sí queremos un Congreso preparado, patriota y que reduzca sus honorarios en un país lleno de empobrecidos.
Señor Presidente, también queremos Ud. sea nuestro interlocutor y no su  vice.
El 26 de marzo expresamos claramente lo que queríamos. Aquel día habló la mayoría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada