lunes, 24 de marzo de 2014

SOMOS LUCHADORES NO VIOLENTOS




Una de las maneras de desacreditar a los que soñamos  un nuevo Paraguay, es acusarnos de violentos.
Basta mostrar la foto de un loco suelto, que siempre los hay, o de un policía  infiltrado cometiendo desórdenes, para acusar a todos de violentos.
Por eso, de vez en cuando, conviene expresar la convicción  de la mayoría  que queremos luchar y obtener resultados mediante una actitud, personal y colectiva, no  violenta.
Mahatma Gandhi  escribió “Mientras no hayamos arrancado de raíz la violencia de la civilización, Cristo no ha nacido todavía”.
Y la razón es que los que pretenden  solucionar  los problemas de la convivencia arrasando al que considera enemigo, lo único que hacen  es poner en marcha una reacción en cadena de violencia que no tiene fin.
Es totalmente un  engaño  pensar que el mal, desde arriba o desde abajo,  se puede detener con la violencia. Y el respeto al ser humano, superior a todas las causas de odios y peleas,  nos exige una convivencia y un diálogo cada mayor entre todos.
En el Paraguay de hoy queremos   luchar y suprimir el abismo que existe entre ricos y pobres y todos los males que eso lleva consigo. Este es el compromiso humano y cristiano que hoy tenemos  y lo queremos conseguir sin violencia.
Pero, el Gobierno ya habla de que va a haber violencia. Seguramente está tan seguro de ello, porque pareciera que ya la tiene preparada.
 Y lo habla para meternos miedo y que no vayamos a esta huelga que es legal o  para echarnos la culpa al Pueblo. Y decimos esto a tiempo, porque no nos van a engañar. Desde ahora, pero especialmente el 24, 25, 26 el Pueblo va a estar presente con firmeza pero sin  violencia.
Lo repetimos para que no quieran engañarnos.  El cristiano y los hombres y mujeres de buena voluntad somos por convicción  personas no violentas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada