miércoles, 19 de marzo de 2014

SEÑALES QUE NO CONVENCEN





Nuestro Pueblo ya harto de pobreza y necesidades. Hace  meses que se está moviendo en manifestaciones. La respuesta, en ocasiones, por parte del Gobierno fue desproporcionada en la represión.
La hartura ha ido creciendo y ha surgido una fecha simbólica: el 26 de marzo.
Ante ella y al comienzo, pareciera que el gobierno estuviera  con una cierta sonrisa incrédula.
Luego, ha comenzado a preocuparse, Y vinieron amenazas. “Sabemos que va a haber violencia”.   no ser que el mismo gobierno las esté preparándolas, a nadie  ni se le ha ocurrido pensarlo.
Más tarde vinieron las convocatorias. Esto no es lo que queremos, sino un verdadero pacto social hecho entre todos, que no se hace en vísperas de una  Huelga General, a menos que se quiera comprar a los interlocutores.      
Como nada de esto quiebra la Huelga, paro y manifestaciones, vienen las señales de humo. A un grupo de campesinos se les da tierras. Se hace descubrimiento de un gran contrabando. “Este gobierno  lucha contra la corrupción. Es generoso con el campesinado”.
Por favor, no nos tomen por tontos. Las  que nos envían son señales anecdóticas. Y las señales que nosotros queremos son de fondo.
No queremos unas hectáreas a campesinos, sino la Reforma Agraria Integral.
No queremos algunos alijos de contrabando aunque sean gigantescos, queremos  que se anule la Alianza Publica-Privada.
No queremos la subida del 10% del salario mínimo sino una Política Pública, bien diseñada y con los fondos necesarios, para una lucha frontal contra la pobreza.
No queremos presos políticos sino la puesta inmediata en libertad de los que hacen la huelga de hambre y de sus compañeros en prisión domiciliaria.
No queremos pagar la salud y los medicamentos, porque ya los hemos pagado con los impuestos, Y si faltara plata que pongan impuestos a la exportación de la soja.
Las señales que nos envían no nos convencen.  Seguimos hasta el 26.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada