martes, 11 de marzo de 2014

EXIGIMOS EL ARRESTO DOMICILIARIO




 

En la visita al presidente de la Corte Suprema de Justicia del  lunes tratamos dos temas, que pueden significar un paso adelante en todo lo referente a Marina Kue.
Lo primero es un acto de humanidad. Los cinco campesinos en huelga de hambre ya llevan así 27 días. Ellos hace meses hicieron otra huelga de hambre y sus cuerpos ya  están sufriendo lo efectos acelerados de estos dos esfuerzos.
Ahora todavía pueden  pensar, luego les va a costar por debilidad y si la huelga siguiera se acercarían al estado comatoso con problemas de daños irreversibles hacia los cuarenta y más días. No podemos llegar a esta etapa fatal. Por eso, nuestro anhelo de que ya se les diera reclusión domiciliaria en sus casas, con o que cesaría la huelga de hambre.
Esto depende de la Corte Suprema. Le dije bien claro a su Presidente que si se negaran el mal que ocurriera sería totalmente responsabilidad  de ellos.
El segundo tema  hablado con el Presidente de la Corte Suprema de Justicia se refiere a la titularidad de las tierras de Marina Kue. Hay fuertes razones de que  son tierras fiscales. Si es así no hay razón para hacerles a estos campesinos un juicio oral por entrar en tierra privada del ex senador Riquelme.
Esto ya se intentó dilucidar pero la empresa Campos Morombí de los Riquelme puso un impedimento de inconstitucionalidad para que interviniera el INDERT para aclararlo. La Corte Suprema lo apoyó. Ahora pedimos al Presidente de la Corte Suprema de Justicia anulara la anterior determinación, de modo que el INDERT diera libre y públicamente su parecer.
Agradecemos al Presidente de la Corte Suprema el habernos recibido, pero esto no basta. La Justicia no se ejerce solo con solo  cortesía recibiéndonos, sino haciendo valer el derecho con  humanidad y sin influencias extrañas, tan comunes en nuestro país. Por eso  la Justicia está en  crisis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada