martes, 4 de marzo de 2014

CON LOS CAMPESINOS EN HUELGA DE HAMBRE


          

Estuve una hora hablando con los cinco campesinos demorados en Tacumbú después de la masacre en Marina Kue (Curuguaty), que llevan hoy ya más de 15 días en huelga de hambre.
Como ser humano paraguayo y cristiano es un deber de conciencia estar con ellos.
Por supuesto, también con los más de cuatro mil hacinados en un penal con capacidad para unos mil seiscientos solamente. Y sólo el verlos es terrible. Esqueléticos y tirados en tierra. Son seres humanos como Ud. y yo. Algunos llevan años por haber robado una…gallina.
Néstor Castro, Adalberto Castro, Felipe Benítez, Rubén Villalba y Arnaldo Quintana están en huelga de hambre porque se sienten inocentes y la in-Justicia que tenemos no quiere darse cuenta de eso.
Están en un  lugar tranquilo y pronto sentirán los efectos de no alimentarse. Ya es necesario que diariamente un médico revise su salud para que no haya sorpresas sin remedio. Uno de ellos tiene 58 años. Medico privado y alguno de la Cruz Roja Internacional. Esto pronto se  pondrá  difícil e inocentes presos políticos no pueden morir.
Agradecen las  visitas ahora que todavía pueden atenderlas. Más adelante estarán en un estado comatoso en el que les fallarán las fuerzas. Querríamos ver a personas influyentes en diversos campos (economía, política, Iglesias, instituciones…) interesándose por ellos. Queremos ver a  nuestra juventud visitándoles. Pertenecen a su generación.
Están animados y sus palabras son firmes “Queremos pedirles a todos dejar de lado las diferencias  políticas y cerrar filas contra el enemigo del Pueblo, porque sólo unidos podremos llegar hasta la victoria”. Palabras acertadas y proféticas.
Yo acepto los objetivos  que decidamos en común para la huelga, paro, manifestación etc...del 26 de marzo. Pero, el de la libertad de todos los presos políticos de Marina Kue (Curuguaty) es de muchos y mío y no puede faltar. Es necesario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada