martes, 22 de octubre de 2013

UNA IZQUIERDA ÁRABE QUE CAMINA A LA DERIVA



No es fácil entender lo que ocurre en Egipto y en general en el mundo árabe. Pero, al intentar profundizarlo,  he encontrado conclusiones que nos pueden ayudar.

En Túnez, en Argelia y ahora en el 2013 ha habido una insurrección popular contra  gobiernos que de alguna manera coincidían en no respetar al Pueblo. Y uno de los elementos principales de esta lucha ha sido la huelga.

En Argelia para lograr la victoria se alió  la Unión General de Trabajadores y el Partido Vanguardia Socialista con la Unión de Empresarios Públicos y con los intelectuales, formando la Coalición para la Cultura y la Democracia. Cuando cuajó esta unión se les unió el Ejército para dar el golpe.

Es lo mismo que ha ocurrido en Egipto.

Entonces  sucedió lo que Frantz Fanon llama en su libro “Los condenados de la tierra” la  “disonancia cognitiva”. Partidos de izquierda con creencias fundamentales marxistas profundas, ante realidades que van contra esas tendencias, afirman y hacen  lo contrario de lo que defendían antes, racionalizando y buscando excusas para su nuevo comportamiento.

La izquierda egipcia que  antes de la Coalición defendía la huelga, ahora pide que se  acabe con el argumento que esta legitimidad conseguida con el Ejército ha sido el esfuerzo de  su lucha.

No dicen que este es una legitimidad nacionalista burguesa dentro del sistema, cuando ellos habían luchado antes por una socialista que rompiera el sistema.

Resumo lo dicho con este párrafo del sociólogo uruguayo Alberto Cruz “La burguesía árabe ha usurpado todos los símbolos del izquierda, comenzando por el lenguaje. La izquierda se ha entregado con armas y bagaje a la burguesía. Esto ha supuesto su suicidio. No es aventurado decir que la izquierda árabe  camina  hacia la nada”.

Y concluye, “En ninguna parte del mundo árabe ha habido revolución”.

Sin comentarios o, mejor, con muchos. Pero, se los dejo a Ud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada