viernes, 4 de octubre de 2013

LAS TIERRAS DE PUERTO CASADO



Casado S.A. tuvo al finales del siglo XIX seis millones quinientas mil hectáreas en el Chaco. Fue un enclave  en que reinaba como amo y señor.

Un siglo después, en el año 2.000,  Casado S.A. decide abandonar el país vendiendo sus tierras.  Y, la  llamada secta Moon le compró más de quinientas mil hectáreas.

 La población obrera de sus fábricas quedó desempleada.

Y  aquí comienza la lucha de los casadeños abandonados en convertirse de obreros en campesinos y de conseguir algunas hectáreas para vivir.

En el 2.004 exigieron al gobierno 150.000 hectáreas. Desde entonces hay dos marchas exigiéndolas desde Puerto Casado hasta Asunción caminando más de 700 kilómetros.

En el año 2.005 el Congreso expropia 52,000 hectáreas  mediante la ley  2730, por considerar la tierra de los moonies un latifundio improductivo.

La secta Moon recusa la ley. El Congreso del Paraguay recula y  anula  la anterior ley.

Pero,  llega tarde. Los casadeños ya estaban viviendo y cultivando las tierras anteriormente dadas.

Entonces, la secta Moon hace una “generosa” donación de 30.000 hectáreas, gran parte de ellas a casi 40 kilómetros de la ciudad.

Los casadeños no les hacen caso y siguen cultivando 35.000 hectáreas de aquellas 52.000 hectáreas concedidas y arrebatadas,  cerca de Puerto Casado.

Actualmente, ¿quién desata este embrollo?

El gobierno nacional ni quiere, ni puede, ni tiene autoridad moral para hacerlo.

La secta Moon insiste y mantiene improductivas la mayor parte de las tierras compradas a Casado S.A.

Y los casadeños sufren con  el temor de que cualquier día les arrebata los moonies o el estado lo que tienen y trabajan.

Puerto Casado es un ejemplo vivo del oparei del Estado y de su olvido del Pueblo.

Solamente los colorados cada año en elecciones llevan camionadas de supuestos casadeños desde Asunción y las ganan.

Oparei + trampa.  ¿Estamos viviendo en un Estado de derecho?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada