miércoles, 30 de octubre de 2013

FABRICAS PARA DAR VALOR AGREGADO


Había tres posibilidades: enviar solamente militares, o militares y además varias fábricas, o solamente estas últimas. Y se equivocaron.


Los militares, si triunfan, lo más que van a conseguir es hacer desaparecer al EPP. Pero, no van a quitar las causas que  pudieran haber  creado ese problema.

Pero, ¿fábricas de qué?

Es necesario haber estudiado lo que agrícolamente produce el Norte de Concepción, y poner ya cinco fábricas para comenzar a darles a estas cosechas un valor agregado.

Y fábricas significa centenares  de obreros (directa e indirectamente) trabajando en ellas.

Asegurada la compra de las cosechas, más campesinos sembrarían más esos productos y haría falta darles más extensión de terreno y, al mismo tiempo, la necesidad de abrir mercados  en el Paraguay y en el extranjero.

 Y se sembrarían productos nuevos  en la zona y se necesitarían otras fábricas para darles valor agregado. Y más  nacería una espiral de riqueza.

Y, por supuesto,  se harían las rutas necesarias. Y recuerden que esto da trabajo, inclusive, para los que no tienen capacitación ninguna.
 Y el fruto serían miles y miles de campesinos  los que saldrían   de ser pobres. Inclusive, atraerían a sus familiares que marcharon a la ciudad y volverían.

También, sería un modelo para ser imitado en otras zonas del País.

Y en esas circunstancias de desarrollo a nadie se le ocurriría formar una guerrilla. Sencillamente porque no haría falta.

Pero se equivocaron. Enviaron militares y no fábricas. Seguimos atacando las consecuencias y no las causas.

Todo  lo escrito  es solamente un pobre sueño, tenido con mucho amor  y un poco de imaginación.

Pero, ¿es que no existen en el Paraguay técnicos y profesionales  que, con amor a la Patria y creatividad,  pudieran      realizar científicamente todo lo escrito?.

Y, si no los hubiera, que ocasión más buena para  venderle idea a las universidades que formarían los profesionales necesarios entre los mismos bachilleres campesinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada