miércoles, 2 de octubre de 2013

EDUCACIÓN QUE FORME Y DE CONTENIDOS VÁLIDOS



Nuestra educación tiene muchos mitos y bastantes falencias.

Una de estas es el bajo nivel que tenemos  en el Paraguay, sobre todo en la enseñanza pública. Esto ha ocurrido en muchas naciones del extranjero, pero cuando un gobierno se decidió, el resultado fue que  los colegios y escuelas nacionales fueron la vanguardia y los mejores de ese país. Esto es lo primero que pedimos al nuevo presidente.

Pero, cuidado con pensar  que la educación consiste sólo en dar contenidos. Por supuesto que estos son necesarios y de calidad  y los necesarios para  cada país en estos tiempos modernos.

Sin embargo, contenidos en personas carentes de personalidad y de formación humana y de capacidad social, son como agua vertida en recipientes rotos. Se derramará la mayoría.

Además esta educación debe de estar en contacto constante con la realidad que nos rodea en el Paraguay. Ni queremos planes de estudios hechos en el extranjero ni  colegios y universidades que aíslen a los alumnos del día a día nacional.

¿La educación sola erradica la pobreza? La respuesta de un gran educador fue negativa. La educación formal de las escuelas, colegios y universidades  necesita ir acompañada de toda una política pública, adecuada para erradicar la pobreza.

¿La pobreza influye en la educación? Tremendamente. Por la falta de sentido social de nuestros gobiernos, la clase pobre tiene los peores profesores (salvo  excepciones) y escuelas que se caen.

En naciones como Brasil, India, Chile etc... Se enviaron muchos de los mejores alumnos a formarse universitariamente al extranjero. Son los que, al volver, dieron vida nueva las instituciones.

Paraguay ha enviado pocos y eran… inútiles correligionarios. Otra forma de hacer daño al Paraguay.

Sr. Presidente, la educación, con la salud, son las dos columnas  que enriquecen  al maravilloso Pueblo que tenemos. Y en las dos,  el último año ha sido un año perdido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada