lunes, 7 de octubre de 2013

DESCONTROL Y LIBERTINAJE EN EL RALLY DEL CHACO



En el año 1999, poco después del marzo paraguayo,  recuerdo una entrevista con el Presidente del Touring Club del Paraguay. Sobre el modo de causar el menor daño posible en la población y caminos  por el Rally  del Chaco.

Comencé con los caminos, ya en malas condiciones antes de la carrera y que peden destrozarse no sólo por ella, sino también por los miles de vehículos de las personas que la acompañan.

Insistí en depredación y muerte de animales por quienes van al Chaco armados de escopetas para cazar inmunemente.

Pero, sobre todo, protesté por el desenfreno moral y ético de quienes se prostituyen con jovencitas indígenas. Otro objetivo de bastantes de los que acompañan este acontecimiento deportivo.

Los canales de TV nos mostraron el día  30 en qué consistía todo esto. Verdaderas orgías en total embrutecimiento por  el alcohol.

Pregunto, ¿no existen ordenanzas municipales donde se prohíben los excesos en bebidas y sexo  en público? ¿No es el Chaco un lugar que también hay que respetarlo? Lamento que algunos de los canales de TV se dedicaran a hacerle propaganda a tantos desmanes.

 Exhiben una pobreza económica, que queremos que desaparezca. Pero insisten aun más en la pobreza moral, que debiera reducir su exhibición a lugares donde no hiciera daño a nuestra juventud.

Degradación que tiene lugar por la debilidad complaciente de unas autoridades que dicen nos representan, cosa que no cumplen

Una mayoría de ciudadanos exigimos que el Ministerio del Interior nos explique esta permisividad  de actos de  desenfreno en el desarrollo del Rally del Chaco  y de  su exhibición en los canales de TV.

Pareciera que confunde libertad con libertinaje.

Añado un dato más triste: en departamentos donde la pobreza aumenta por las sequías o inundaciones, donde falta  el agua para beber,  el Rally representa una exhibición de riqueza que podría emplearse en mejor causa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada