jueves, 31 de octubre de 2013

CUANDO SE INTERRUMPE LA VIDA, Y SE SIGUE VIVIENDO



El ser humano, aunque solamente sobreviva, va acumulando datos en su experiencia que permite seguir adelante aun en las experiencias más duras.

Pero, ¿qué le puede ocurrir cuando si se interrumpe esta memoria de vida vivida?.

Pues que se queda como desnudo, abandonado, desconcertado, aislado y con mucho miedo ya que carece de punto de referencia. En estas circunstancias   tiene el peligro de aceptar, agarrarse,  a cualquiera idea o plan.

Dos cosas.

Primera, esta interrupción de la experiencia asimilada puede ser causada por una enfermedad o accidente o desastre natural (tsunami) o guerra o crisis económica. La causa puede ser  natural o provocada.

Segunda, esta interrupción de la experiencia asimilada puede ser aprovechada para manipular a personas o colectivos humanos.

Adelanto ya el  tema: esta técnica, en la actualidad,  está siendo rápidamente aprovechada para hacer aceptar las supuestas buenas condiciones de vida que trae, supuestamente para todos, el neoliberalismo  o capitalismo de mercado.

Por eso la pregunta obligatoria que nos debemos de hacer: esta experiencia de interrupción memoria vivida, ¿está siendo usada por este gobierno en el Paraguay?.

Comenzamos el nuevo gobierno con la interrogante de lo que se significaría eso del “nuevo” rumbo.

Y pronto, rápidamente  y sin consulta, nos colocan tres leyes y prometen la cuarta.

Si nos oponemos nos amenazan con el miedo de ser considerados como un peligro y caer bajo el ejercito a discreción total del presidente.

Nos  dicen que el presupuesto no puede ser aumentado. Inmediatamente, sin discutirse ni conocerse los criterios, se iguala el presupuesto disminuyendo los gastos sociales.

Al mismo tiempo se abre la puerta a las privatizaciones sin consulta ninguna al Pueblo que  es el soberano.

Se  anuncia una ley de seguridad para los que inviertan en el Paraguay. Esto supone la flexibilización laboral.

Y el Pueblo choqueado por todo esto, no reacciona. No sabe cómo reaccionar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada