viernes, 16 de agosto de 2013

SE CRUCIFICAN PARA DEFENDER SUS DERECHOS LABORALES


           

              
En la línea de colectivos metropolitanos número 30, con sede  en Luque, existen problemas laborales. 60 choferes está en huelga, 4  en huelga de hambre  y 5 crucificados.

Eso de los crucificados es impresionante. Estuve una hora hablando con ellos y sus compañeros. Quieren, y por supuesto,  necesitan esos  hombres, grandes y fuertes, un trabajo “digno”.

No es digno el trabajo que los cansa y crea el nerviosismo de ir conduciendo 10 ó 11 horas al día. El salario era injusto para la responsabilidad que  significa ser chofer. Y porque hicieron un nuevo sindicato, fueron despedidos.

Ahora soportan la incertidumbre de  un futuro sin trabajo, la falta de medios para vivir ellos  y sus familias, el dolor de los clavos los 5 que están crucificados.

¿Los políticos de Luque?  Uno existe y bien famoso. Su política está en connivencia con la in-Justicia que soportamos.

El martes 12  de tarde tuvieron una reunión para ver de encontrar con  la empresa de la línea 30 de transporte una solución. Propiamente el representante de la línea 30 se limitó a  alabar a la empresa  por  las dos nuevas unidades conseguidas  y poco más. De solucionar   el problema con los obreros, nada.

¿Existe la Justicia y, en concreto la Justicia laboral, en el Paraguay?. ¿Cuál es el papel de un Ministerio de Justicia y Trabajo que no incentiva  la solución de los problemas entre los  trabajadores y sus empresas?

¿Hasta cuando vamos a tener que soportar que los obreros se tengan que crucificar, hacer huelga de hambre o laboral, para que una empresa se  preste a dialogar con sus  trabajadores para solucionar un conflicto?

Parecería que en el Paraguay estuviéramos en la época primera del capitalismo y que de nada  hubiera servido la lucha de casi dos siglos para que la clase obrera  obtuviera los beneficios de nuestra Ley Laboral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada