martes, 13 de agosto de 2013

QUEREMOS UN SERVICIO ÚNICO DE SALUD



Iniciamos  estos artículos con el nuevo Gobierno de la  Nación  con  un tema de suma importancia.

Lo que escribo es el resultado de lo  conversado en Radio Fe y Alegría, 1300 AM, en varios programas entre  Doctores y  los oyentes.

Del año 2008 al 2012 tuvimos un adelanto en la salud.  Desde el 22 junio del 2012 nos empantanamos. Ahora, desde el 15 de agosto es todo un proceso en el que queremos seguir avanzando.

Salud gratuita significa exención de aranceles en la atención y  medicamentos.  Está pagada con nuestros impuestos y dentro de un aumento progresivo del rubro salud en el Presupuesto Nacional.

La salud es un derecho humano irrenunciable y nadie nos puede  privar de el. Sin salud no hay vida. En el Paraguay la vida de los pobres suele estar privada de este derecho.

Queremos una salud que sea universal. Lo cual significa para todos sin excepción ninguna.

Si se focaliza solamente la salud en los niños y adjuntos mayores, no tenemos  una salud universal porque no llega a todos.

La salud gratuita en cuanto exención de aranceles es posible. La hemos tenido y la queremos volver a tener después del 15  de agosto.

Hay  quejas sobre el trato que se da en la salud en ciertos centros nacionales a los  enfermos pobres. Precisamente lo sufren quienes nada o poco tienen.

 Queremos un sistema único de salud que englobe toda la salud que proviene del Estado: Ministerio, IPS, Universidad,  etc... La mayor oposición proviene de quienes conciben la salud como un instrumento de poder político. Con un sistema único de salud, como existe en otras naciones,  se evitan duplicaciones y hay un uso más racional de los funcionarios.

 Todos los paraguayos en cualquier parte del Paraguay tenemos  derecho a recibir servicio de salud eficiente y sin aranceles. Lo hemos pagado con los impuestos de todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada