viernes, 23 de agosto de 2013

LOS MILITARES NO QUITAN EL HAMBRE


Están a punto de  enviarse militares a donde el presidente crea que hay un peligro (¿para quién?) y por tiempo indefinido.

Todavía no pueden probarnos que todo el mal  lo hizo el EPP y tomaron la medida de militarizarnos.

Dos cosas.

Primera: ¿Qué es el EPP?

Unos dicen que es un grupo de idealistas, Robin Hood modernos. A favor: con todos los males que soportamos no es raro que hubiera brotado un grupo así. En contra: que algunos de los asesinatos que se le atribuyen, sin mucha prueba por cierto, se contradice con la existencia de este grupo idealista.

Otros piensan que es un grupo de sicarios, distintos de una ocasión a otra, en manos de diversos gángsters con plata que los han usado para sus intereses. Por ejemplo, en Marina Kue para hacer caer a Lugo, ahora para  aprobarse la ley de  militarización. Y esto harán estos “amos” siempre que les convenga.

Los terceros, en una posición intermedia, forman un grupo idealista que se contagió y copió a las FARC y se alió con mafiosos de todas clases: políticos, traficantes, financieros y latifundistas. “Prestando servicios  a ellos” ganando plata y despistadamente creyendo  que algún día servirán al Paraguay. 

Segundo: ¿Qué son los militares?

Algo muy concreto entrenados para matar y defender la soberanía contra los enemigos externos de la Nación. Cuando se han metido a gobernantes han sido un desastre. Y cuando sustituyeron a la policía, también, hicieron todas clases de excesos.

Hace dos años fueron enviados a San Pedro en una misión investigadora, fracasaron e hicieron sufrir mucho a los campesinos. Soy testigo de esto porque formé parte de la comisión de Derechos Humanos que fue a San Pedro y luego hicimos esta denuncia.

Concepción no necesita  militares que maten, sino Reforma Agraria Integral que quite el hambre.

No nos engañen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada