viernes, 2 de agosto de 2013

ANTE DIFICULTADES PECUNIARIAS SE SUSPENDEN LAS MEDIDAS SOCIALES



Me parecen un poco raras estas medidas que adopta el próximo gobierno.

Que falta plata,  se que  falta y que falta mucho.

Curiosamente el próximo gobierno admite este hecho y no fuerza el esclarecimiento que podría inclusive a conducir a un juicio que aclarara este tema y consiguiera que se devolviera lo robado. No se qué acuerdos habrá entre los dos partidos tradicionales, pero el amparar a los ladrones no me convence mucho.

Sobre todo, y esto me admira más, cuando se anuncia con antelación que las medidas sociales como Tekorá,  asignación a los adultos mayores, gratuidad de medicinas y atención médica, la medicina familiar preventiva,  etc... se suspenden por ahora al comienzo.

Aún mucho más todavía: más de un tercio de la población está por debajo de la pobreza. Concretamente dos millones y medio de pobres. De ellos la mitad está en la más extrema pobreza.

Falta plata, pero no dicen “Vamos a disminuir la mitad de todos los salarios de lo más altos funcionarios de los  tres poderes, vamos a subir  los impuestos a los que más ganan,  vamos a suprimir tales y tales gastos superfluos del Estado hasta que la situación  mejore  y no hagamos más pobres a los pobres”.

Precisamente dicen todo lo contrario.

“A Uds. los más pobres los vamos a dejar sin la salud necesaria, no les vamos a dar casas a los que viven entre maderas terciadas y pasacalles como paredes, las escuelas de los más empobrecidos se caen de viejas pero aguanten tres años más”.

Al pensar en todo esto solamente se me ocurren dos cosas.

“El próximo gobierno ha  enloquecido o, si se cree cuerdo por estas medidas, tiene la locura del neoliberalismo para quienes los que  poco o nada ganan o no consumen no vale la pena que el Estado se ocupe de ellos. Simplemente, sobran”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada