lunes, 20 de mayo de 2013

¿SOMETIDOS A LA REALIDAD QUE VIVIMOS?



Deseo compartir algunas lecturas que hago de la obra del filósofo Xavier Zubiri. Selecciono esta sobre la realidad.

 Vivimos en  una realidad a nuestro alcance, que nos puede hacer bien o destrozarnos. Esto último es grave porque me puede arrebatar lo  más rico que tengo, que es la humanidad.

Dos casos concretos.

Una riqueza sin límites en los privilegiados económicos los hace vivir en una burbuja  y perder egoístamente humanidad. Se dan cuenta, pero no les importa ya que otros sean sacrificados para conservar su posición.

Una pobreza extrema hace lo mismo en  sentido contrario. Y rompe y destroza todos los espacios de la vida: económico, sexual, laboral, familiar, psicológico, individual.

Pero, leamos ahora a Zubiri.

“El ser humano está religado a la realidad mundana, la única que le es accesible.  Esta realidad a la que el ser humano se encuentra religado, se apodera del ser humano y se le impone.  No es éste el que se apodera de la realidad sino esta es la que se apodera de él”.


Mi experiencia humana más colectiva  la tengo en un Bañado.

Y pensando en el, voy a repetir  algo que ya he insinuado: la pobreza destroza. El ser humano necesita un espacio lo suficientemente amplio en la vida para poder desarrollar todo el potencial  que encierra su persona.

La comida no puede ser  una preocupación no saciada sin angustia todos los días. La mala vivienda donde  se hacinan todos, rebaja la dignidad. El ser humano quiere crecer y la falta casi absoluta  de un  horizonte de trabajo hunde en la desesperación.

 Y la casi certeza de que todo esto va a durar toda la vida, ya es insoportable.

 Y el saber, luego, que todo esto sucede por la acumulación de los bienes necesarios en manos de pocos y su no distribución por culpa de las autoridades, ya es demasiado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada