lunes, 27 de mayo de 2013

PREGUNTAS QUE MUCHOS NOS HACEMOS



La próxima semana anuncian la Audiencia Preliminar de la causa de  Curuguaty. Esta causa tiene muchas interrogantes que se necesitamos se aclaren de una vez ante la justicia.

¿Todo comenzó con una orden del juez de allanamiento o de una orden de desalojo?

¿Cuál fue la primera víctima y por qué  con ella no se cortó todo para buscar otro método menos violento?

Las tierras de Marina cue, ¿son fiscales?

Sea cual fuere la orden del juez, ¿qué pretendía, cuando se montó,  este operativo con más 200 uniformados entre policías, cascos azules, y fuerza de represión, contra un poco más de 50 campesinos donde había mujeres y niños?

¿Fue un aviso para que el ejecutivo y la ciudadanía se quedaran tranquilos sin molestar más a los sojeros y ocupantes de tierras mal habidas? En este sentido, ¿quién fue en concreto la autoridad que montó este operativo y  tiene la autoría de el?

¿Por qué a los policías muertos se les hizo a todos la autopsia y no a los campesinos (exceptuando a los dos que encontraron muertos al día siguiente)?

No está clara cómo la justicia ha tratado esta masacre. Después de la huelga de hambre de 57 días y la segunda de cuarenta y tantos días de presos de  Curuguaty  y la presión continuada de la ciudadanía ante la Fiscalía General de la República, el juez  José Benavides fue apartado d e la causa.

Tampoco la ciudadanía está conforme con la conducta del fiscal Jalil Rachid. Por su cercanía a los dueños de las tierras invadidas y por su patente obsesión de estar seguro que los campesinos son los únicos culpables de las muertes. Es notorio el rechazo de la investigación privada realizada, cuyas pruebas se le han comunicado. Da la impresión  de que el fiscal  ya se convenció de quienes eran los culpables antes de estudiar todas las pruebas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada