viernes, 10 de mayo de 2013

LIMPIEMOS ANTES LA CANCHA


Una parte de la ciudadanía quiere que, antes de comenzar el próximo período legislativo, quede limpia la cancha.


Me estoy refiriendo, entre otras cosas,  a  lo referente al  caso Curuguaty y al intento de firma de contrato con la empresa del aluminio Río Tinto Alcan.
Curuguaty con sus 17 asesinados no puede terminar en el olvido, ocultándose la  verdad   de   los hechos.

Curuguaty tiene un enfoque muy distinto si las tierras invadidas eran fiscales o no. Si hubo solamente orden de allanamiento   o de expulsión. Si se investiga o no el por qué de más de 200 uniformados para  tratar a 50 campesinos armados d e palos   y con escopetas de matar conejos.

Curuguaty t¡ene también un enfoque muy distinto si se acepta  la excusa de que las grabaciones del helicóptero policial verdaderamente salieron mal, si dispararon desde  el o no contra policías y campesinos. Y en cuanto  al sonido de los disparos grabados de armas  automáticas, hay que averiguar quien las ocultó una vez disparadas.

En cuanto al contrato con la empresa Río Tinto Alcan, el rechazo hacia ella es una de las expresiones más fuerte en nuestro Pueblo.

No lo queremos porque es un impedimento mayor que Itaipú y Yacyretá para el uso provechoso d e nuestra energía. No lo queremos porque esa energía pudiera diversificarse dando valor agregado a nuestras materias primas. No lo queremos por la contaminación que va a suponer para nuestra ya sufrida  naturaleza a causa de los transgénicos.

Para limpiar la “cancha”  exigimos que, el que ha usufructuado el poder, renuncie y se vaya  ya. Y con él desaparezca todo lo referente a Curuguaty  y se rechace ya el  contrato con la Río Tinto Alcan.

Después, nos quedará acompañar cómo se juega el siguiente partido (cómo se gobierna el Paraguay en los próximos cinco años). Esta será la principal lucha para el Pueblo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada