viernes, 3 de mayo de 2013

LEVANTEMOS LA VISTA



Cuando estamos inmersos en este presente tan importante del Paraguay, es sano que  nos  apartemos un poco de  el y “levantemos  la vista”.  Un artículo de  de Leonardo Boff  me ha ayudado a ello.
“El ser humano no posee solamente  “exterioridad”, afirma Boff,  que es su expresión corporal. Ni sólo “interioridad”, que  es su universo psíquico interior. Está dotado, también de profundidad, que es su dimensión espiritual.

Dimensión espiritual no es una parte del ser humano al lado de las otras.  Es el ser humano entero, que por su conciencia se descubre perteneciente a un Todo y como porción integrante de el.

Por el espíritu  tenemos la capacidad de ir más allá  de las meras apariencias  de lo que vemos, escuchamos, pensamos y amamos. Podemos  aprehender el otro lado de las cosas. El espíritu capta en ellas símbolos y metáforas de otra realidad, presente en ellas, pero no circunscritas  a ellas, pues las desborda por todos los lados”

Y pone Leonardo Boff el ejemplo de una montaña que es más que una montaña, nos transmite majestad. El mar, que nos evoca  grandiosidad. Las arrugas del rostro de un anciano, que nos habla de la lucha por la vida

“La experiencia de base es que estamos ligados y religados unos a otros y todos a  la Fuente Originaria. Un hilo de energía y de vida y de sentido pasa por todos los seres volviéndonos un cosmos en vez de un caos, sinfonía  en vez de cacofonías”.

Todavía están de actualidad  una serie de recientes acontecimientos ante los que vamos tomando  firmes actitudes.

Curuguaty  es una masacre  calculada; el Golpe, un robo a la voluntad del Pueblo; Río Tinto Alcan, un intento de colonizarnos….

La fuerza de estos acontecimientos está en la profundidad de sus significados, en su  profunda relación con lo que da sentido a nuestras vidas.

Y allí es donde descubrimos su importancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada