jueves, 2 de mayo de 2013

LA REVOLUCIÓN DE LOS CLAVELES





“Este jueves 25 se cumplieron 39 años desde que 144 capitanes del ejército portugués, integrantes del Movimiento de las Fuerzas Armadas (MFA), derrocaron a la más antigua dictadura europea y desmantelaron un arcaico imperio que perduró por 560 años”.
 
Un acontecimiento que pertenece a ese tipo de  nuestras experiencias patrióticas como  la del Marzo Paraguayo o el triunfo de abril del 2.008.

Actualmente Portugal está hundida en la crisis europea.

El diputado socialista y exministro José Lello, a la salida del parlamento, expresó que esto se debe a que "tienen miedo" y se sienten "acosados" por una población indignada por la situación de extrema precariedad en que viven debido a las medidas de austeridad impuestas  por la Unión Europea (UE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo.

El jubilado Alberto da Ponte dijo que "las expectativas que el pueblo tenía en 1974 para una vida mejor fueron frustradas por los partidos políticos (de la derecha y socialistas), que se fueron alternando en el poder durante 35 años y que son los culpables por llevarnos al abismo de esta democracia impuesta de acuerdos a sus intereses".

Durante su diálogo  no escondió su decepción por el incumplimiento de lo que se esperaba de la Revolución de los Claveles, pero conserva el optimismo. "Yo puedo envejecer, pero el 25 de abril, jamás".

Al igual que muchos portugueses de su generación, Souza hace un balance con claras señales de amargura, "entre lo que fue soñado y lo realizado".

"Al observar el camino ultra liberal adoptado por el gobierno actual, muchas veces pienso: ¿para qué hicimos el 25 de abril?". Y reconoce, "pero de todas maneras, soy optimista porque es necesario creer que la política no solo pertenece a los políticos, sino también a la sociedad civil, a las mujeres, los hombres y los niños, empeñado en erigir una sociedad nueva".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada