miércoles, 8 de mayo de 2013

FEDERICO FRANCO DEBE RENUNCIAR YA



Faltan menos de tres meses para el comienzo del nuevo período gubernamental y “queremos que antes del partido quede  limpia la cancha”.

Y una de las causas  que la embarra   es la presencia continuada de un personaje que fraudulentamente ocupó el cargo presidencial y se aprovechó de el  para conseguir presumibles beneficios económicos  en beneficio propio y de su partido.

Este doble hecho, usurpación de poder y de plata, sin un gesto que demuestre su arrepentimiento, los hace culpables  de   cesar a un Presidente legal y  legítimamente nombrado por mayoría del Pueblo.

¿Renuncia de Franco o se le destituye? Muchos prefieren lo primero para que cuanto antes desaparezca su protagonismo.

Renuncia obligada por la vergüenza, que formará parte de la futura conciencia crítica del Pueblo para que jamás vuelva a repetirse.

Y, como ayuda memoria,  servirá mucho a ello un listado fundamentado de la plata que robaron. Pensar que la van a devolver es casi imposible, pero la memoria escrita va a mantener a estos un tiempo fuera del cauce de nuevos robos.

Pregunté a varios amigos sobre cuando podría ser esta “renuncia  por vergüenza anticipada”.

Uno me dijo que “antes de que juraran los senadores y diputados”.

Con ello habrá desaparecido el que, para provecho propio,  más se prestó al golpe parlamentario y seguirán desacreditados los que, de su partido y no fueron todos,  se unieron a el.

Luego, queda el 15 de agosto la apoteosis del golpe y de sus instigadores. Cuyo objetivo no fue precisamente  el triunfo de Federico Franco, sino el usarlo personalmente  para que ellos, los colorados,  volvieran al poder.

Y concluyo  insistiendo en algo que se quiere olvidemos y no  lo vamos a permitir: que con la misma fuerza que somos por  Constitución una Democracia representativa y pluralista, los somos también participativa. A la ciudadanía todavía le queda por delante mucho trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada