jueves, 14 de marzo de 2013

“Y EMPEZÓ A DISPARAR SOBRE NOSOTROS”

  BUENOS DIAS PARAGUAY                                PA’I OLIVA



 
“Y EMPEZÓ  A DISPARAR SOBRE NOSOTROS”


Rubén Villalba cumple hoy  49 días de huelga de hambre en Tacumbú. Su compañero preso desde lo de Curuguaty, Néstor Castro,  lleva 46 días. Es la única manera que tienen  para demostrar su inocencia.

Edito   una entrevista a Rubén Villalba por Telefuturo y UH.

“El viernes 15 de junio del 2.012 por la mañana, la gente que había invadido Marinakue mató un venado y comimos un caldo avá.

Entonces, vino un helicóptero  y comenzó a sobrevolar. Pensábamos que  tenía alguna misión, pero bajó en el establecimiento de un brasileño. Luego,  llamaron para decirnos que venía un contingente muy numeroso de policías.

Vimos que el helicóptero levantó vuelo de nuevo  y que los policías  empezaron a venir hacia nosotros…

Nuestra gente decía para salir a hablar con la policía   en un puente que existe y salimos para  hablar.

Venían entre muchos, como  doscientos policías  camuflayados… las mujeres se asustaron todas y comenzaron a gritar y a pedir  socorro, entonces me fui hacia ellas para decirles que se metan en una casa que está cerca.   Por suerte  que no entraron y desesperadas corrieron hacia el monte.

 Resulta que más tarde,  ametrallaron  la casa y hubieran muerto todas.

Cuando me había ido a avisar a las mujeres, el comisario Lovera  con un cuchillo grande en la mano comenzó a destrozar nuestros carteles  y tiró nuestra bandera. Luego subió a una altura  y comenzó el tiroteo desde el helicóptero…

Al volver de hablar con las mujeres, recibí un disparo y desde allí no se lo que pasó.  Gracias a Dios pude arrastrarme y meterme en medio de las malezas hasta llegar a un arroyo….”.

Hasta aquí las declaraciones de  Rubén Villalba  desde Tacumbú.

Más tarde, los del helicóptero niegan que hubiesen ametrallado a alguien y dijeron  que  el video cámara, del helicóptero, no funcionó bien. Salió todo en negro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada