miércoles, 2 de enero de 2013

EL DESTINO DEL PARAGUAY SE JUEGA EN EL PARAGUAY



Y no en los Estados  Unidos, Brasil o  Argentina. Aunque no faltan algunos de estos países que siempre  nos quieran tener bajo su protectorado de acuerdo a sus intereses   y en ocasiones lo consiguieron.

Ahora el problema principal es que todavía nosotros mismos los paraguayos no captamos  que  nuestro destino está en nuestras manos.

Por supuesto, está  en manos de los partidos políticos que elegimos para que nos representaran.  Aunque, por naturaleza, representen solamente, cada uno,  a una parte  del  Paraguay.  Inclusive  a mucho menos. Propiamente  al grupo de personas que se posesionaron de cada uno de ellos y los usan con dádivas o plata a su servicio. Y dado el bajo nivel   moral, por lo general,  de estos políticos, fuera de promesas,  poco se preocupan del bien global de la Nación. Actúan más desde el poder  como desde una profesión para ganar plata.

¿La Nación paraguaya?. Simplemente  la  ponen  a su servicio. Estas actitudes  nos frustran y  hacen huir de ellos a los que un día los eligieron como sus representantes.

¿Entonces,  quién se ocupa  del destino global del Paraguay?

Siempre, pero mucho más ahora, el poder soberano está en el Pueblo. Esto le da  un compromiso grande. No solamente de elegir  sino el compromiso de  participar  de cerca  en la tarea de sus representantes. Por  eso la importancia de que nuestro Pueblo esté despierto.

Y, en estos cuatro años, en que tuvimos el Cambio como meta  y con sus pequeñas conquistas, ha aumentado el número de ciudadanos que han abierto los ojos a su participación consciente . 

Y esta actitud va creciendo después del golpe del viernes 22 de Junio. La indignación por esta fraudulenta interrupción d e nuestra Democracia ha sido positiva.

El destino del Paraguay lo tenemos cada vez más los ciudadanos conscientes paraguayos. Por eso la esperanza del futuro es grande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada