jueves, 31 de enero de 2013

CHILE: REPRODUCIR O TRANFORMAR EL SISTEMA NEOLIBERAL



El 17 de noviembre de este año habrá en Chile elecciones presidenciales y parlamentarias. Importante porque en ese día se puede dar una inflexión entre reproducir (quizás amortiguándolo) el actual sistema neoliberal vigente o asistir a  la transformación de dicho sistema.

Cuando cesó Pinochet en la presidencia de Chile, se firmó un acuerdo entre él y la Concertación que incorporaba muchos elementos de su gestión  dictatorial, por ejemplo tener la misma Constitución de antes y el que los raíles por los que correría el futuro fueran  los del sistema neoliberal. Una especie de pinochetismo  sin Pinochet , pero con la apertura a elementos de una democracia moderna formal.

Por supuesto que , paralelamente, ese mismo día ( en palabras del profesor de sociología Adolfo Castillo)  “comenzó la acción política de actores no sistémicos ,  y por ellos el país se fue informando  de la depredación ambiental, de la unión de política y empresas, del lucro en la educación, de las demandas de los mapuches, del robo del agua,….”.

Por lo tanto en las próximas elecciones se dará una confrontación, primero, entre lo herederos directos de la dictadura de Pinochet y los de la Concertación. Entre una política sistémica conservadora y una política reformista que intentó estos años humanizar sin éxito el sistema neoliberal.

Sin embargo, también hay que tener en cuenta la otra corriente no sistémica que, aun viviendo en medio de  reglas  vigentes de la dictadura, ha podido seguir adelante. Recuerden las luchas de hace meses por una Universidad Nacional para todos y gratuita.

En el fondo el gran problema de Chile es el de Panamá y el Salvador y, por supuesto, el del Paraguay: seguir con una política en el marco neoliberal, con algunos pequeños posibles y engañosos cambios, al servicio de las minorías económicas del país o abrirse rompiendo el sistema hacia las grandes mayorías  empobrecidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada