lunes, 13 de agosto de 2012

TRES OPCIONES INCOMPLETAS


Para los creyentes comprometidos en tiempos de Jesús había como tres opciones para ser comprometidos desde la FE.
 

Algunos pensaban que el único camino era expulsar a los romanos,  ocupantes idólatras. Desobedecerles  y no pagarles los impuestos. Otros, los esenios de Qumeran, pensaban que era imposible vivir como Pueblo de Dios en medio de  aquella sociedad corrompida, y crearon en el desierto una comunidad separada de  hombres santos y puros. Los fariseos pensaban de otra manera: levantarse contra Roma era un suicidio. Retirarse al desierto, un error. La única solución era insistir en la pureza  ritual que los separaba  delos paganos. (Pagola).

Ser comprometido desde la FE, ¿cuál era el pensamiento de Jesús manifestado en  los evangelios?. Ciertamente ninguno de los tres antes expresados.

Para Jesús, “Creer en Dios y entrar en la dinámica de su reinado”. Esto significa ser todos  felices, insistiendo en los que nada tienen porque son los más pobres y haciendo esto encontraríamos   a Dios.

Pero, ¿ cual es la estrategia para lograr  esto?.
Analizando su conducta, propiamente  la dejaba para que, en cada circunstancia a lo largo de los siglos, sus seguidores la encontraran, conservando lo esencial, “Dios defendiendo a los que nadie defiende”. 

Y aquí nos encontramos una vez más el respeto de Jesús a la libertad que Dios nos dio. No somos sus robots porque creemos en   él. Y sí somos los responsables libres a los que les dio inteligencia. Con el riesgo de equivocarnos, pero con la grandeza de ser los arquitectos de nuestra  propia liberación y de la de los demás.

Creemos en un Dios que nos hizo libres . Creemos en un Dios que nos ama. Creemos en un Dios que tiene como preferidos a los que nada tienen. Y esto es lo que más nos cuesta comprender  para los que tenemos “algo”.

Y este es el karaku del ser cristianos. Nuestro objetivo de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada